PENÉLOPE

Sandra y yo habíamos discutido por un trabajo que me habían ofrecido y ella no estaba del todo de acuerdo con las condiciones que yo iba a aceptar. Quería hacerme entender que tenia que valorar más mi potencial y que no aceptara si el contrato no estaba a mi altura.

Cenamos como siempre en mesa baja del salón, mientras mirábamos la televisión,  después de recoger la mesa y colocar todo, Sandra se sentó junto a mí en el sofá y fumamos un cigarrillo, mientras iba pasando los canales con el mando a distancia sin buscar nada en concreto, y de repente apareció una imagen de un tipo blanco en una película porno, que tenía una polla gigante y le dije sin pensar, que esa polla era más grande que la suya y con el enfado que tenía, de un salto se  levanto, se quito la camisola y se quedó desnuda. Se agarró la polla y empezó a tocarse y tocarse hasta que se le puso recta y poniéndose al lado de la tv puso su polla y decía….

— Ahora que, cual es mas grande, 

y sin parar siguió tocándose, notaba que se iba excitando más por momentos, asomaban esas gotitas de su polla, y entre lo que veía en la tv y la polla de Sandra, me puse cachonda y levanté una pierna y empecé a tocarme el coño. 

Sandra al ver eso, se puso a mi lado mirando como me tocaba y metía dos dedos… empezó a tocar mas deprisa su polla. Yo notaba como me mojaba y su polla cada vez mas mojada y sin pensarlo dos veces se acerco a mí y metió su polla en mi boca.

Uhhmmm la devoré con ansia, quite mi mano de la vagina y agarré esa polla y la chupaba, empecé a moverla, a masturbarla con fuerza y deprisa y sin sentir darme cuenta exploto.

Con su mano cogía el semen de mi boca y lo untaba por mi vagina, y no pude contenerme por más tiempo y de un empujón, tumbe a Sandra en el sofá y me senté encima de su polla, y mientras entraba su miembro dentro de mi, mi mano empezó a estimularme el clítoris, notando una necesidad tremenda de terminar. Había momentos que quería metérmela toda, pero notaba que llegaba hasta el fondo, sin poder meterla toda, y moviéndome sin parar, llegó el momento de explotar y me corrí con una fuerte sacudida.

Después de estar un rato descansando las dos sin hablar. Al rato nos levantamos y fuimos a lavarnos para después ir a la cama, al acostarnos, notaba que me faltaba mas, había sido bueno el orgasmo, pero necesitaba algo mas, y no dejaba de seguir con la mirada a Sandra, buena, la verdad es que miraba su polla y a esos pechos enormes.

Me acosté con una camiseta sin nada mas, pero Sandra aun seguía enfadada, al agacharse para quitarse los calcetines veía su culo, los huevos colgando y esa polla, los pechos eran como pelotas, y se acostó desnuda, puse la mano derecha extendida porque sabia que se acostaba siempre de primeras en lado izquierdo y de esa manera su polla tocaría mi mano y así fue.

Empecé a tocar, rozando la polla y poco a poco empezó a ponerse dura de nuevo, mientras con la otra mano, tocaba mi coño y llegó un momento que noté que estaba dura y le di la  vuelta, me agache y empece a intentar meterme la polla en la vagina en posición agachada y poco a poco entraba mas, y ya Sandra empezó a moverse no sin decir… que si madrugaba, que con uno había tenido bastante, no se había tomado las pastillas de las hormonas y no iba funcionar su polla.

Y así fue, porque estaba crecida pero se doblaba y doblada, pero yo seguí metiéndola como podía y entre la polla dentro y masturbándome al mismo tiempo, explote con saltos y temblores.

Fue algo tremendo que siempre recordare.

Penelope 

                               www.womanpenelope.es

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s