ESRUZA

Afuera la tormenta es despiadada, furiosa,

y trae granizo; pero no me importa.

No me importa que el cielo esté gris,

que la luna y las estrellas no brillen;

que no haya un lucero en él.

No me importa que no haya flores,

qué importa que los pájaros no trinen;

que el viento no sea suave,

que el cielo no sea azul.

No me importa sentirme fea,

no me importa que me vean así.

Así me siento y así me ven,

todo se transmite.

Ahora, en este momento,

sólo me importa una cosa:

Que Dios esté conmigo,

a pesar de que no me importe nada

de todo lo demás.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s