ROSA BURGADA

Hoy voy a tocar un tema peliagudo. He estado discutiendo con mi CAMINADOR PACO sobre el tema, y aunque él me ha dicho que es un sinsentido lo que yo pienso, yo creo que a él nunca le ha pasado algo similar y no sabe lo que se siente.  Luego se lo he preguntado a Catalina MI SILLINA DE RUEDAS y como mujer me ha dado la razón y ella es la que ha insistido para que lo publique.

¿Os ha pasado alguna vez que alguien al que aprecias, o al que tienes en muy alta estima, o al que simplemente has donado un riñón, se casa y no te invita a la boda? A todas nos ha pasado y no pasa nada. Cada uno es libre de organizar la boda que quiere con la gente que quiere. Pero yo voy más allá: Se casa, no te invita a su boda (repito, está en todo su derecho), pero ni siquiera te ha transmitido el mensaje y te has enterado por otra vía: El muro de Facebook te ha escupido la verdad a la cara.  Es feo.

Voy a contaros lo que me pasó a mí: Hace un par de años se casó (llamémosla) FulanaFulana era el típico caso de persona limboLo suficientemente cercana como para que te invite a su boda, pero lo suficientemente lejana como para entender que si hay que recortar gastos tu nombre sea el primero en salir de la lista. Vale, no hay problema, no pasa nada, entiendo que no me invites a tu boda. Pero el problema no es ese, repito. El problema fue que un día andaba yo navegando por las redes y ZAS: Veo a Fulana enfundada en un vestido de novia en el altar. ¡Su boda en streaming! ¡En Facebook! Y es que no había manera de que hubiera pasado desapercibida en mi muro. Fulana había invertido el 70 % del presupuesto de su boda en flores para su tocado. Os juro que llevaba la corona de flores más grande que he visto en mi vida. Aquella corona era tan grande, que yo creo que bien podía haber estado la chica de los tocados ahí metida toda la ceremonia que nadie se hubiera enterado. No era una corona, era más bien   Una peluca afro hecha con flores. Parecía que iba a volcar.

Bromas aparte, de verdad sentí mucha pena, no porque no me hubiera invitado, si no por haberme enterado así. Me di cuenta de que no éramos tan cercanas como yo había pensado. Y nunca más volvimos a hablar. Ais. Fulana si me estás leyendo, no te guardo rencor. Entiendo que tu peluca afro de flores y mi silla de ruedas no cabíamos juntas en aquella ermita.  Entonces, a lo que yo iba: A mí me hubiera encantado recibir una No invitación de BodaAlgo así como una nota de prensa, en la que se explica que te casas, pero que no estás invitado a la boda, pero que aun así quieren compartir contigo la noticia. Ya sé que es peliagudo, que algunas pensaréis que decírtelo y no invitarte es como restregártelo por la cara. Pero yo pienso que si se dicen las cosas como son, es hasta bonito. Al fin y al cabo, una siempre sabe cuándo se es una persona limbo o Gi………as

COJONUDA.WORDPRESS.COM

Un comentario sobre “Personaje limbo

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s