JAHIR J. JAIMES

El día de ayer estuve trabajando hasta las ocho y cuarenta de la noche…Solo a esa hora logre salir de la oficina y devolverme para mi casa. Me sentía exhausto, aburrido y sobre todo muy inconforme… Sentía (siento) que estoy dando vueltas en una rueda pasando por el mismo camino una y otra vez, tal y como la haría un hámster encarcelado en su jaula de 30 por 20cm… ¿Qué estoy haciendo con mi vida aparte de trabajar? Me lo cuestionaba a mi mismo mientras caminaba fuera del centro comercial en donde trabajo.

Soy asesor comercial de un banco en el turno de la tarde–noche, la gente va hasta allí para casos que van desde la apertura de una cuenta de nómina de muy alguien emocionado va a hacerlo porque es su primer trabajo, hasta para recibir asesoramiento sobre la activación de un seguro después de haber sido robado. He escuchado todo tipo de historias estando desde este lado del escritorio, y me llegado a comprometer con algunas personas, al punto de salir de la oficina con sus rostros dando vueltas una y otra vez en la cabeza.

Algunos días siento que amo mi trabajo, y en cambio, hay otros en donde lo llego a odiar tanto estar de frente al público dando la cara por un compañía, la cual a cambio de venderle más de 7 horas al día de mi tiempo, me da una cantidad de dinero que francamente ¡no me alcanza!.

Sino únicamente para sostenerme con los gastos convencionales de cualquier persona promedio, pero para como para hacer muchas cosas que desearía. Y me refiero a cosas asequibles, o incluso simplemente darme una mejor calidad de vida, salir a algún pueblo los fines de semana, irme de excursión, o vacaciones… pero lo apretado que me dejan mis gastos mes a mes, realmente no me lo permiten.

Y eso lo hablábamos hoy con un compañero de trabajo.

— Realmente Andrés, siendo que no estoy recibiendo él salario justo para todo lo que debo hacer, hago horas extras que no me pagan, la dedicación diaria, el empeño por hacer las cosas bien, siento que no está siendo recompensado…  y ese es el origen de mi inconformidad. Y esta inconformidad se acentúa cuando tengo compañeros de trabajo que hacen una labor similar/equivalente a la mía y ganan más…

Como es mi caso. Andrés, y otra compañera más, quienes trabajan en la mañana y parte de la tarde hasta que el banco cierra en su jornada normal, ganan casi el doble de lo que yo gano, sin contar con las comisiones que reciben mes a mes por el cumplimiento de metas. Yo en cambio que trabajo en el turno extendido de 4 de la tarde, a 8 de la noche… Y sábados todo el día, recibo un 56% del salario de que ellos ganan (hice el cálculo antes de sentarme a escribir esto) ¿cómo puede ser eso justo?

.Y además… no recibo comisión por ventas… Mi comisión es simbólica, es un “empujoncito” que me da mi jefe en la espalda, animándome a que enriquezca más el banco vendiendo sus productos… Solo que el pago de mi semestre, el alquiler y demás gastos no son simbólicos para mí.

Mi universidad no da tregua, ya que es una inversión para mí, (si algún día aspiro a tener un salario mejor), debo pagar el alquiler mes a mes, fuera de los pagos que hago a otro banco en donde tengo un crédito, con una intereses asfixiantes de donde proviene buena parte de los ingresos que mantiene la avara maquinaria de todas estas entidades… Mientras sus empelados del turno extendido mal pagos… ¿Qué? ¿No son lo suficientemente ricos ya?

Realice el ejercicio de imaginarme lo que le diría a mi jefe para que me suban el salario, me he visualizado incontables veces entrando a su oficina, sentándome y empezando a exponerle mi petición. Al principio que lo pensaba, no podía evitar sentir una sensación de incomodidad de solo imaginarme en esa situación, ahora que estoy más decidido  a base de los argumentos con lo que me he armado en este tiempo, siento que puedo hacerlo de la manera más sabía posible…

Empezaría por realizar una breve introducción de los resultados que he tenido en el puesto, de manera en que se vea que en realidad el desempeño ha sido bueno, luego haría un sutil paralelo con el salario que reciben mis compañeros (únicamente refiriéndome a la cantidad de dinero por supuesto). Y finalmente ya cuando el terreno este más labrado, lanzaría mi pregunta… ¿No considera que deberían ganar más?

El siguiente post lo contare, ya cuando se lo diga y sepa cuál fue su respuesta…

https://jahirjjaimes.wordpress.com/

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s