ESRUZA

Mis alas están rotas, ya no puedo volar

hacia las ensoñaciones.

Cada palabra ha sido un duro golpe

que dio en el blanco.

Mis alas recibieron los embates,

y, aun así, luché por lo inasequible;

pero no se puede luchar contra lo

que ya no existe.

Vuelas y vuelas con tus alas fuertes,

las mías están rotas;

no se puede luchar contra

quien  ya no existe.

Ya no quiero volar;

cansada estoy de forzar

mis alas rotas, quiero

estar en paz.

Quiero todo estando viva,

no cuando ya me haya ido,

cuando esté formando parte

del infinito… ya para qué.

Si mientras viva soy traicionada,

de nada me serviría ser recordada

cuando ya no exista.

Acepto hoy, que mis alas están rotas,

y ya no puedo volar y, si vuelo,

será dándome más golpes de los recibidos.

             Ya no quiero más palabras hirientes,

palabras que laceran mi corazón sensible

dañándolo más y más.

No se puede luchar contra lo que ya no existe.

Las lágrimas alivian el alma,

Yo, ya no puedo llorar.

Sólo mis alas rotas me acompañarán

por todo el trayecto que falte.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s