MAGALI DE LA CALLE

Levantó mis brazos,
Pasó su boca por ellos,
Hasta llegar a mis pechos,
Y tocarlos lentamente.
Con sus manos dibujó mi silueta,
Hasta encontrar mi parte más ardiente,
Latia, latia desesperadamente,
Mientras rozaba sus dedos.
Besó mis piernas,
Mientras marcaba su camino,
Besó mis costillas,
Mis límites.
Aletargada y quemando
Sintiendo como me penetraba,
Mis piernas mojadas,
Mi apuro por llegar a él.
Dos cuerpos desnudos,
Que se retuercen,
Que se desean,
Se arrancarían la piel.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s