MOISÉS ESTÉVEZ

Cuando acabes la dejas fuera y con las llaves puestas, Sergei pasará a
recogerla para darle un limpiado a fondo. Esta vez va a tener que emplearse
más de lo habitual para que no quede rastro del energúmeno que estás
precintando con el plástico. Se resistió de lo lindo el muy hijo de puta. Pues así
le ha ido. Cuando lo encuentren, aunque que creo que lo hagan, les va a costar
trabajo reconocerlo. Por cierto, regístralo bien y que no le quede nada encima
que pueda identificarlo antes de meterlo en la nevera…

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s