ALMUTAMID

El fin de semana empezó a complicarse. Claudia empezaba a agobiarse de nuevo con los exámenes y yo no quería ir de sujetavelas con Víctor y Lourdes. María ni contar con ella. Así que tiré de compañeros del equipo para salir de marcha. Quedé con Marcos, el otro chaval del equipo novato como yo, pero al final nos juntamos 5 del equipo y algunas d elas chicas que solían seguirnos en los partidos, aunque el ambiente era diferente. Más formal que los jueves. Como si ese “compadreo” que nos traíamos tras los partidos fuese una especie de ritual para celebrar las victorias pero después recuperábamos un trato más formal. Lo que si cambiaba desde luego eran los atuendos.

El chándal que solíamos llevar tras ducharnos después del partido lo habíamos sustituido los chicos por pantalones chinos o vaqueros y camisas. Y la primavera permitía a algunos dejar de usar el jersey. Yo como natural de tierras más cálidas seguía llevándolo amarrado a la cintura. Las chicas sí que iban muy diferentes: falditas y vestiditos que no solían usar para ir a clase sustituían a vaqueros y leggins. Además iban maquilladas y peinadas, con tacones la mayoría aunque algunas ya sin medias.

El ambiente me cortó un poco al notar una barrera que no había los jueves, pero tras un par de rondas de cervezas nos fuimos distendiendo y ya empezaba a haber brazos sobre algún hombro y más risas. Cuando faltaba una hora para irme llegó Marta al sitio donde estábamos y se sorprendió al verme:

-¿Cómo tú por aquí niño? Nunca sales con nosotros…
-Mis amigos son unos empollones y no van de marcha. ¿No me invitas?
-Jajaja, Luisinho, ven cuando quieras. Sólo que me ha extrañado verte con este grupo.
-Perdona lo que te voy a decir-le dije acercándome más a ella por el ruido de la música- no te he visto en todo el curso estando en la misma clase y ahora te veo todos los días. En clase, en los bares…
-Bueno, tú no me verías, pero yo a ti sí…-dijo retirándose a saludar a otras personas del grupo.

Aproveché para fijarme en ella. Llevaba una chaqueta vaquera torera que dejaba a la vista su ombligo pues el top que llevaba debajo también era corto. La falda que llevaba era también vaquera, corta y ajustada y llevaba zapatos de tacón haciéndola parecer más alta, pero aun así su frente llegaba a mi boca, pues cuando iba plana apenas me llegaba a la cabeza.

Llegó la hora de irme y me fui despidiendo dejándola de última.

-Bueno, Martita, me voy ya que me cierran la residencia.
-¿Tan pronto?-respondió extrañada.
-O entro ahora o me tengo que esperar a las 7 de la mañana. Si alguien me ofreciera cama me quedaba…
-Una pena niño. Nosotras es que salimos más tarde del piso porque cenamos allí y hacemos botellón antes de salir de marcha, pero no tenemos cama de sobra para ofrecerte.
-¿Y no compartes la tuya?-le dije con descaro.
-Mi cama por ahora es sólo para mí, pero…-se acercó a mi oído y continuó-… si entra alguien no será para dormir, jajaja, un beso, guapo, y nos vemos por la facu…
-Anda, dame tu teléfono y nos tomamos un día un cafelito, ¿no?
-Dime tú número- dijo sacando el móvil- te doy un toque y me grabas.

Al llegar a la residencia ya me había mandado un mensaje de felices sueños con una foto suya poniendo morritos con cara de pena. No sabía cómo interpretar lo que me estaba pasando con esta chica, pero me lo pasaba bien con ella. Yo por si acaso hice el tonto y le mandé una foto mía lavándome los dientes en el baño con cara de pena también.

Me daba coraje no poder quedarme de marcha con el resto del grupo. Para rematar la faena cuando intentaba dormirme llegó Óscar. No venía solo. Escuché sus risas y la de una chica. Iba a delatarme pero reconocí la voz de la chica: Era Marina. ¿Cómo la habría colado de noche en la residencia?

No pude evitar levantar la cabeza y preguntar qué pasaba.

-Se nos ha hecho un poco tarde y Marina se va a quedar a dormir en el dormitorio-respondió Oscar.
-Mientras sea dormir me parece perfecto- respondí- Marina, esta es tu casa.
-Gracias, Luis, pero no tengo intención de montarme un trío con vosotros…jajaja.
-¿Y dónde va a llegar este canijo contigo reina?-contestó Óscar con intención de ofenderme.
-El canijo tiene su secretos ocultos ¿verdad Luis?-dijo Marina enigmáticamente.
-No creo que una diosa como tú pueda perder su tiempo con un novato canijo…

Pero Óscar puso una cara extraña como si realmente pensara que había habido algo entre nosotros pero inmediatamente hizo el gesto de descartarlo. Pero Marina es de las personas que les gusta tener la última palabra y siguió diciendo:

-Pues el canijo te dejó sentado varias veces en el partido que jugasteis, Osquita. Tienes en tu dormitorio a una celebridad en mi facultad, nuestra facultad. Luisnho tiene mucha fama, sobre todo entre las niñas, Claro, en Traducción casi todas somos niñas por eso tenemos que recurrir a musculitos sin cerebro de Educación Física…

Disimulé mi risa tapándome la cara.

-Pues no te quejas cuando este musculitos te da caña…-respondió mi compañero molesto.
-La virtud, Osquita, es saber elegir. Cuando te apetece un tío bueno tú siempre estás disponible…pero hay veces que te puede apetecer otra cosa…-respondió Marina mirándome.
-Tonterías Marina, te conozco muy bien y no te imagino con un canijo o un feo…jajaja-respondió quitándose la ropa como dando a entender que eso era lo que a ella le gustaba.
-¿No me vas a dar una camiseta o algo para dormir?-preguntó Marina.
Me adelanté a Óscar bajándome de la litera y pasando entre medio de los dos abrí mi armario y le di una camiseta mía:
-Una de Óscar te quedará demasiado ancha, con una mía estarás más cómoda.
-¿Ves Óscar? No todos son músculos…

Marina se dio la vuelta y se sacó la blusa que llevaba y los vaqueros ajustados como siempre mientras mi compañero y yo mirábamos embobados, sobre todo el culazo de Marina casi desnudo pues llevaba un tanga negro de hilo resaltando sobre su piel morena. No podía sacar de mi mente el recuerdo de mis caderas chocando contra aquel culo el día que me estrené. Se puso la camiseta sin sacar los brazos por las mangas y se quitó el sujetador procediendo entonces a ponerse bien mi camiseta que imaginaba en ese momento rozando sus pechos.

Nos fuimos a dormir, yo a mi litera arriba y ellos dos abajo. Parecía que efectivamente iban a dormir o al menos yo sí porque debí quedarme. Pero me desperté de súbito por unos ruidos y cuando me situé y recodé supuse que serían los vecinos de abajó. Agudicé el oído u escuché a Óscar susurrando:

-Déjame que te eche un polvo, nena, que contiogo aquí pegada mira que dura me la tienes.
-¿Estás tonto? Está Luis durmiendo.
-No se entera de nada…
-Con lo escandaloso que eres. Quita…
-Hazme aunque sea una mamadita rica de las tuyas, anda…
-Sí que la tienes dura cabrón…eso te pasa por dormir desnudo.
-Eso me pasa por lo buena que estás…

Escuché un ruido de sábanas y a Óscar decir:

-Oh, síiii…
-Callate o paro…
-Vale, vale…mmmm

Escuchaba de vez en cuando un sonido de chupadas y sorbiciones y la respiración de Óscar agitada. Se la estaba comiendo a escasos centímetros de mí. Qué cabrón ¿cómo lo hacía siendo tan capullo? Si además Marina también lo veía como a un capullo. ¿Por qué se prestaba? La voz de Óscar me sacó de mi pensamiento.

-Eres la mejor mamadora de la universidad…mmmmm, así, así trágatela entera….mmmmm

Los sonidos guturales entre chupada y chupada delataban que Marina seguía con su trabajo hasta que Óscar lanzó un largo suspiro agitando su respiración para terminar vaciando sus pulmones mientras se oían más fuertes las sorbiciones de Marina.

-Me encanta que te lo tragues…eres la mejor…

Ruido de besos y por fin la voz de Marina:

-No te lo mereces…pero reconozco que tú también tienes una de las mejores pollas de la universidad…
-¿Una?
-Duerme ya relajadito anda…

Al fin debieron dormirse. Y yo al poco también.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s