CAROL SOLÍS

Estoy,

en medio de la oscuridad de la noche,

rogando tu presencia,

rogando que me toques.

Estoy,

y no apareces, y ruego otra vez por tu presencia,

que llega y que no llega,

aunque me habla del amor.

Estoy,

y no estoy,

y así voy quedando incompleta,

con la búsqueda constante,

con esta fuerza que me arde, que me duele

y que no me deja quieta.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s