MAGALI DE LA CALLE

Mordiamos las almohadas,
En gritos silenciosos,
Ardía el cuerpo,
Sudaban las manos.
Esas noches en las que nos perteneciamos,
Éramos reyes sintiendo el placer,
Acorralados, entregados,
Conociendo y sintiendo.
Amanecíamos en éxtasis,
Con las piernas entrelazadas,
Desnudos, rozando el cuerpo,
Sudados, excitados.
Noches, noches que nos amamos,
Que la luna contempló tanta lujuria,
Noches recorriendo,
Noches completamente derramadas.
MdlC-Poesía
Magali de la Calle.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s