ROSA   BURGADA

Una noche cuajada de luceros

Me sembraste en tu tierra virginal

Bajo una lluvia intensa de “te quieros”

Se quebró tu cuerpo echo cristal.

Fueron momentos sublimes de ternura

De   culminante pasión encendida

Tiempo crucial en que una criatura

Pone en marcha el misterio de su vida.

Cabalgando a la grupa de la nada

Llegue de los espacios siderales,

Y penetrando en tu alma enamorada,

Me acogieron tus instintos maternales.

Allí fui creciendo lentamente

Modelando cual artista mi figura

Deje abierto las puertas de tu mente

Y en ella entraron pensamientos de locura.

Yo latía con fuerza en tu interior

No queriéndome desprenderme de tu ser

Me auxiliaban las fuerzas del amor ….

Pero me combatían tus instintos de mujer

Una noche cerrada sin luceros

Me arrancaste de tu alma echa erial

Negándome todos esos te quieros

Que merecía como hijo natural.

Me fui por los espacios de la nada

Y allí encontré una nueva morada.

…  Algún día llamare a tu conciencia

Que es urgente volver a despertar

Para que, siendo madre de prudencia

Aprendas a ser madre de verdad.

COJONUDA.WORDPRESS.COM

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s