ISA HDEZ

—¿De qué te ríes, Teresa?

—Recordé algo, Javier

—Creí que te reías de mí

—De ti, no, ¿por qué?

—No sé, dímelo tú

—Pues te lo iba a contar

—¿Y bien?

—Que ya no te lo cuento

—Entonces, ¿sí era de mí?

—Ya te he dicho que no

—Pues no lo entiendo

—El qué

—Que no me lo cuentes

—Ya no. Me cortaste en seco

—¿No me lo vas a decir?

—No. Ya no importa. Se disipó la risa

—¿Me desafías?

—Si no crees en mí, no me afecta tu duda

—¿Desesperanza?

—Verdadero

—Entonces, ¿todo acaba así?

—Sin confianza todo es ficción

—Sorpresas ocultas

—Certezas de la vida. ©

Un comentario sobre “La risa

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s