ISA HDEZ

—¡Hola Lucy!

—¡Qué placer verte, Luis!

—Imposible cumplir la promesa, Lucy

—Ya no, ahora estoy con Raúl

—Esperaré. No pierdo la esperanza

—No sueñes despierto

—Soñar es lo único que puedo hacer ahora

—No deseo que sufras

—¿Ya no sientes nada?

—Eso ya no toca. Lastimó

—¡Contéstame, por favor!

—No puedes invadir mi paz

—No encontré sosiego lejos de ti

—Mi alma está templada

—Hasta los confines estaré pensándote

—Te deseo bien. Sé feliz

—No es posible sin ti

—No puede ser ¡Olvídame!

—Te esperaré; vivo por ti, Lucy

—Demasiado tarde, Luis

—¿No te conmueves mi lamento?

—Mi pecho está vacío. ©

Un comentario sobre “El encuentro

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s