BETO BROM

La mujer espera a su amado que no llega.

El hombre llora en silencio por aquella que una vez amó.

El niño no entiende porque su madre lo abandonó.

El padre arrepentido busca el paradero de su hijo desaparecido.

La joven sueña con la llegada de su príncipe azul.

El enamorado desvela tratando de conquistar ese imposible amor.

 Las esperas, los sueños y decepciones, se convierten en los adjetivos

que adornan el poema de la vida.

Siempre candente el deseo de amar, de ser correspondido y encontrar

sublimación en el contacto con ése ser querido, que no se encuentra a

nuestro lado cuando más los requerimos.

*Registrado/Safecreative N°1102208540568

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s