SARA LEVESQUE

Hay dos puntos en tu cuerpo que se repiten y me llaman. Tu par de pupilas, las perlas de tus pechos o los dos lunares en tu hombro.

Haremos el Amor con la máxima dulzura, hasta que tu Orgasmo le dé la mano al mío y, juntos, acaricien las estrellas sin quemarse, solo derritiéndose. Mientras duermes esconderé mis versos entre tu pelo para que, cuando despiertes y salgas a la calle, el viento haga su trabajo y tú te vuelvas aún más hermosa, rodeada de poesía.

Hasta en silencio nos amamos. No necesitamos reforzar este Amor con palabras, la calma lo envuelve con el mejor color que existe, el que resulta de mezclar los tonos de nuestras miradas.

Si te quedas en mi Corazón, nunca volverás a enfermar de frío. Nos calentaremos entre apasionados escalofríos. Contigo no existe el punto y final, todos son seguidos. ©

Un comentario sobre “Dos puntos

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s