ISA HDEZ

Ensangrentada

toda su cara fluye

boca trincada.

Noche gélida

en la calle tirada

yacía sola.

Se lamentaba

lamia las heridas

de sus entrañas.

Exasperada

clamaba en su sueño

a sus desvelos.

En la penumbra

ilumina la senda

la luciérnaga.

Llora su alma

en la desierta sombra deshabitada. ©

Un comentario sobre “El llanto

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s