ERÉNDIRA CORONA

He decidido mudarme al reino escondido entre dos tercetos.
Habitaré sus castillos con pestañas, que a la luz de la luna se
desarman. Caminando entre sus jardines donde danzan silogismos
de colores, adornando sus banderas en secreto. Ahí podré por fin
dilucidar los anhelos de una araña, lo que recitan las mariposas en
silencio y lo que añora el rocío por las mañanas. Sin dejar de lado el
cálculo de utopías, haciendo uso de unas reglas básicas muy
sencillas.
Bastará con recordar que la raíz triangular Δ de un sueño es un
ruiseñor. Una luciérnaga dividida ⁄ entre dos eternidades resulta en
un caleidoscopio. Cinco tristezas menos − una flor igual = a una
puesta de sol. Que con un arcoiris⁷ elevado a la séptima potencia
se obtiene el misterio de una rosa, y que del resultado de multiplicar
∗ tres mariposas por un espejo da una hermosa melodía que se
muerde la cola ∞.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s