FABIANA ECHEVARRÍA

¿En donde se siente el amor? en el corazón, en el cerebro, en el estómago. Para mí, en la yema de los dedos de las manos, que entran en contacto con el lápiz que escribe versos con tantas palabras como puedan existir, intentando decir lo indecible, capturar lo efímero e inmortal. El amor está en el espacio que se crea entre una palabra y la otra, incluso si las escribieran todas juntas, hay una hiancia, una hendidura, una grieta en la que hay una ciudad, “la ciudad del amor”, donde habitan los que esperan, donde inventan melodías sin letras los que no usan palabras, los que sueñan despiertos y dormidos, la ciudad del amor no es roja, porque no tiene que ver con la sangre, tampoco es negra porque no hay oscuridad ni blanca porque no es paz. La ciudad del amor es aquella que habita en una grieta entre la “A” y la “M” o entre la “O” y la “R”. El amor es lo indecible, por eso muchos se aman en silencio.

Un comentario sobre “El silencio del amor

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s