YESSIKA REYES

Cada ser humano tiene una esencia que nos hace únicos, que a lo largo de nuestra vida debemos descubrir.
Todos poseemos algún don y nuestra misión se basa en descifrar los enigmas de la vida mientras pasamos por ella.

Con 37 años y con la seguridad de haber aprendido casi todo en la vida ésta me sorprende con la mayor lección vivida… Llega el día y entre una multitud alguien destaca sobre ella y sin previo aviso observas todos sus movimientos, justo ahí empieza el gran enigma de mi vida…
•Recuerdo algo de lo que estaba muy segura.
“El era especial con diferencia al resto” sin tener la menor idea que era la persona que marcaría el antes y después en mi vida. Sería con quien compartiría muchísimos cafés y en cada uno de ellos aprendizajes y enseñanzas… Las cuales serían el don de la templanza, el valor del silencio, la virtud de la paciencia, la comunicación y la importancia de sus formas, y la más difícil de todas, la capacidad de escuchar. A cambio, había conseguido algo que en algún momento de mi vida había perdido.

Después de haber hecho algunos reajustes exhaustivos de valores, he conseguido mi identidad con un nivel de crecimiento descomunal, dando muchísimo más valor a aprecios como el respeto, la confianza y la libertad. No menos importante, aprendía a ser  humilde y a comprender al prójimo.

¡Hoy soy una mujer segura llena sueños por cumplir! He conseguido el control y cuando existe el control obtienes poder…POR DERECHO!

Soy merecedora de este renacimiento siempre aplicando con conciencia lo aprendido sin olvidar que cada acto tiene su consecuencia.

Me lo ha enseñado un Gran maestro. Al final todos entenderemos…como dice Jesús que dice así <Si quieres ser como yo sabiendo que todos somos parecidos. Te ayudaré>… <Si quieres ser distinto a mí, esperaré hasta que cambies de opinión, y cambiarás de opinión>.
Realmente llegaremos al final.
Pero tenemos que morir para poder llegar
¡Seamos capaces de llegar  aquí!
Nadie necesita preguntarse cuál es su objetivo

siempre lo encontraremos ayudando.

Sí por un solo día, puedes concentrarte en hacer que la vida de otro sea mejor.
Si puedes concentrarte en pensar así…No importa a que te dediques. Puede ser Ingeniero, jardinero, taxista o maestro.
Lo que importa es ayudar a otros.
La vida se convierte en vivir estas virtudes.
~Cómo puedo ayudar ~Como puedo ser amable ~Poder sentir veneración

Hay un lugar dentro de nosotros qué quiere sentirse realizado.
Quiere saber que su vida ha marcado una diferencia en la vida de otros.

¡No es cuestión de edad!

Tampoco de encontrarse a uno mismo…
Tocar la vida de alguien es más valioso que cualquier cantidad de dinero.
Hay una gran cita del poeta   “Hafiz” dice así: <Después de todo este tiempo el sol nunca le ha dicho a la tierra estás en deuda conmigo>.
Creer que necesitas lo que no tienes, es la definición de locura.
Que no lo puedas realizar hasta que no consigas todas esas cosas es una ILUSI💫N.

http://Facebook.com/yessica.reyeslopez92

https://relatos892722921.wordpress.com/

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s