IMELDA MERAZ

 

Su belleza es cautiva en mis ojos.

Me sumerjo en ese azul dentro de mi mente.

Aclarando mis dudas,

y al atardecer se opacan,

me envuelve la bruma,

y mi mirada se hunde en el vacío perdiendo el color,

sin tu presencia que se aleja.

Al llegar el ocaso

y mientras que tú

y tu  recuerdo se desvanecen en la inmensidad.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s