CAPITÁNTRUENO

Terminó de vestirse, mientras pensaba en la foto de Elena, en su proposición, tentado estuvo de llamar a estos y decirles que no iba. Pensaba en Raquel, mensaje en clave, tengo que llamarla. Y julia? Tres llamadas, estaría en celo o algo.
Ya en el baño, mientras se peinaba y perfumaba, llamo a Raquel con el manos libres.
-¿Si? Andrés.
-Dime. ¿Pasa algo?
-Nada grave, una duda.
-Dime.
-¿Para qué ha venido Julia?
-Para ir al notario. Ya lo sabes.
-Ya, pero ¿porque no ha venido tu padre?
-Yo que se Raquel, ni idea.
-Vale. Era curiosidad
-¿Curiosidad? A ti ¿qué más te da?
-No me da nada, pero estaba pensando en lo que me has dicho…
-Yo no te he dicho que ha venido Julia
-En la comida
-No. No he nombrado a Julia.
-Pues habrá sido tu padre por teléfono.
-Habrá sido él.
-Bueno pásalo bien con tus coleguitas, y no te pases.
-¿Qué no me pase?
-Avísame luego, cuando vayas a venir
-No sé si podre, mañana tengo que ir a casa de Pilar.
-Avísame…Hasta luego

Y colgó.
Andrés se quedó pensativo, ¿Por qué le habría dicho mi padre algo de Julia? ¿Qué más le da a Raquel?
Llamó a Julia
-Hola Andrés
-Hola Julia ¿Qué tal?
-Bien, Oye, vas a venir a cenar conmigo y luego….
-No puedo, he quedado
-Pues después
-No, de verdad, no puedo.
-¿Me vas a dejar solita?, además tengo que hablar contigo. Tu padre…
-El domingo me acerco y hablamos.
-Y ¿qué hago hasta el domingo? ¿No piensas venir a verme en todo el día?
-Julia, tengo cosas que hacer
-He venido para estar contigo…
-No, has venido a cerrar negocios. Te ha mandado Ernesto.
-No. He venido a verte, a cerrar negocios y no me manda él. Lo propuse yo. Él está ocupado en otras cosas.
-Ya, en otras cosas, jajaja
-Andrés, haz lo que quieras, pero el domingo te quiero aquí, para mi sola, todo el día
-Irá un rato por la mañana y me cuentas esas cosas que mi padre quiere que me cuentes
-Te espero el domingo
-Hasta luego

¿Qué estaba pasando? Raquel preocupada porque ha venido Julia, Julia que me quiere para ella sola. Y yo divagando con unos mensajes que no entiendo. Los pensamientos de Andrés eran siempre iguales. A cada hora que pasaba, algo nuevo se le venía encima. Y no entendía nada.
Bajó al garaje, y salió con el coche en dirección a Dickens. Por el camino llamo a Elena
-Holaaa Cariño ¿Ya te has ido?
-Hola Elena. Si voy de camino. ¿Dónde estás?
-He venido a comprar unas cosillas que necesitaba
-No me dijiste que ibas a salir
-Tampoco me preguntaste. ¿Me has echado de menos?
-Me he quedado dormido en el sofá. Pero sí, siempre te echo de menos
-Tú sabes lo que te toca esta noche, y no quieres que me arrepienta
-Jajaja, De verdad te echo de menos siempre.
-Ya, seguro. No tardes en volver cielo. Te espero en casa. Ya voy para allá.
-Un beso. Luego te veo

No se merecía nada de lo que le hacía, estaba claro. Esta mujer era una joya. O ¿escondía algo?
Aparcó cerca del bar en el que habían quedado, a dos calles. Caminó despacio, haciendo tiempo, se fumó un cigarro. Cuando llegó a la puerta, se asomó dentro y no vio a ninguno de los dos
Mensaje
-Ya estoy aquí. Os queda mucho?
ERNESTO –Estoy detrás de ti

Andrés se giró y vio a Ernesto acercarse. Se fundieron en un abrazo.
-Que tal Andrés, Ya hacía tiempo.
-Bien ¿y tú?
-Pues de puta madre, viviendo al límite, Tengo el colesterol alto, y vengo a Dickens a comer grasas. Jajajaja
-Jajajaj, estás loco tío.
-Por vosotros como grasa y lo que haga falta.

Carlos desde la espalda de Ernesto:
¿Lo que haga falta? Mira esta. Tocándose la entrepierna
Ernesto: -Si te dejas…

Se fundieron en un abrazo, Luego se abrazó a Andrés.
Andrés: -Vamos para dentro anda. Que estáis muy mal los dos.
Una vez dentro, la camarera les coloco en una mesa junto al ventanal que daba a la calle.
Dickens era un local decorado con maderas oscuras, muchos carteles de cervezas, alternaba mesas altas con mesas bajas. Las camareras, todas eran chicas, vestían con una camiseta ajustada de color verde y todas llevaban vaqueros azules ajustados. Sobre las piernas un mandil negro con el logotipo de DICKENS. Y en el pecho, sobre la teta izquierda un cartelito con el nombre de cada una.
A ellos les atendía Fanny. Una chica de rasgos indios, peruana, boliviana, o similar. Tenía unos preciosos ojos casi negros, media melena lisa de color negro. Unos labios carnosos. Tenía las tetas grandes, muy bien colocadas, y marcaba un perfecto culo redondo.
Fanny:-¿Que os pongo?
Ernesto: -No preguntes
Carlos: -No te pases Ernesto

Fanny, acostumbrada a los comentarios de los clientes, impertérrita, sin perder la sonrisa, iba pasando la mirada por cada uno de ellos
Andrés: -Tres cervezas, grandes. Por favor
Fanny:- ¿Vais a comer algo?
Ernesto: – si te….
Carlos: -Vale ya tío. Cállate
Andrés:- Déjame una carta, ahora te decimos.
Fanny:- Gracias.

Carlos regañaba a Ernesto. Y Andrés les miraba divertido.
Cuando Fanny apareció con las cervezas, Ernesto hizo otro comentario, esta vez sobre las tetas de Fanny. Carlos esta vez, se enfadó mucho con Ernesto. Fanny puso cara de desaprobación y Andrés la miró como disculpándose.
Al marchar Fanny, mientras Carlos y Ernesto discutían, Andrés vio como, a lo lejos en el hueco de la barra destinado a los camareros. Fanny gesticulaba con una compañera.
Andrés se levantó, como si fuera al servicio y se acercó a ellas:
-Perdona a mi amigo. Es un bocazas
-No pasa nada. Estoy acostumbrada
-Da igual que estés acostumbrada, nadie debería hablarte así.
-Gracias, no te preocupes
-De nada. De verdad no se lo tengas en cuenta.

Andrés fue al baño y al volver se cruzó con Fanny, ella le dedicó una amplia sonrisa.
-Cuando quieras nos tomas nota de la comida
-Ahora mismo

Ya en la mesa, decidieron que pedir de comer. Otra ronda de cervezas. Y comenzaron una discusión sobre discos de su grupo favorito. Sobre si merecía la pena comprar el último disco o no. Sobre si se parecía esto último a todo lo anterior.
Fanny, seguía trabajando, pero en cuanto podía se desviaba por la mesa de Andrés y le lanzaba miradas. Andrés no se fijaba, pero Carlos sí.
-Tío. La tienes embobada
-¿A quién?
-A la camarera
-No jodas.
-Ya te digo yo que sí.

Ernesto avergonzado por los comentarios que había vertido sobre ella antes, ahora permanecía callado, asintiendo a todo lo que Carlos decía
Carlos: -¿Cuántas camareras saldrá juntas cuando cierren?
Ernesto: -Hay varias que están buenas
Carlos: -Andrés, pregúntale a qué hora salen
Andrés:- No jodas
Carlos: -Tío. Venga vamos a tomar algo con ellas
Andrés: -Cuando acabemos esto, Yo me voy a mi casa
Ernesto: -Ya. A tu casa o a casa de Raquel
Carlos:- jajaja. Touché
Andrés:-A mi casa
Carlos:- Bueno tú te vas pero nosotros no.

Y con estas conversaciones de taberna, los tres amigos apuraron las cervezas, la comida y pidieron la cuenta.
Cuando Fanny trajo la cuenta. Carlos le peguntó:
-A qué hora salís?
-Cuando cerremos y recojamos
-Y eso a qué hora es?
-Y a ti ¿qué más te da?.
-Mira, este amigo, señalando a Andrés, se va su casa, o a la casa de… da igual, se va. Pero este otro se queda.
-¿Y?
-Pues que si quieres, cuando salgáis, tú y algunas de tus compañeras, si queréis tomar algo….
-Pues va a ser que no
-¿no? ¿Y eso?
-Pues porque no. Además, el único que merece la pena, se va.

Y diciendo esto, dio media vuelta y se marchó. Cuando volvió con las vueltas
-Carlos: -Dice mi amigo que a lo mejor se queda
-Fanny: -Si tu amigo quisiera quedar conmigo, me lo pediría a mi
-Carlos: -Es que es muy vergonzoso
-Andrés: -Déjalo Carlos, Vámonos. Discúlpales
-Ernesto: -Bueno Fanny, si te arrepientes, estaremos ahí en frente. Dijo señalando al otro lado de la calle, Pub Movida.
-Fanny: Gracias. Pasadlo bien.

Y se largó. Siguió haciendo sus cosas de camarera, recogió vasos, puso consumiciones.
-Andrés: Voy a al baño antes de irnos
Al salir del baño, Fanny estaba apoyada en el pasillo
-Toma por si quieres llamarme algún día, ellos no.
Y le dio un papelito doblado con su número de teléfono.
-Gracias. No quiero hacerte un feo, pero…
-Bueno si te apetece llamarme me llamas. Hasta luego.

Volvió a la mesa, se pusieron las cazadoras y salieron. En la calle, se despidieron y mientras ellos se dirigían al pub, Andrés llamo a un taxi.
Mientras hablaba con la operadora, les vio esquivar un coche aparcado en la otra acera. El conductor estaba dentro del vehiculo, con el motor parado. Y miraba hacia donde estaba Andrés.
-Podrían enviar un taxi a la calle. Dio la dirección del bar.
-Tardara al menos 15 minutos, hoy hay mucho jaleo por el tema de la feria.
-No se preocupe, espero por aquí
-Muy bien caballero, mi compañero contactará con usted.
-Gracias. Buenas noches

Pensó en entrar a tomar algo con sus amigos mientras esperaba, pero rápidamente desecho la idea. Se encendió un cigarro y se puso a pasear por a la acera, miró hacia la otra acera y vio que le coche y su conductor seguían allí, giró en la primera calle, iba distraído, pensando en sus historias.
-¿Ya te has decidido?
-Hola Fanny. ¿Perdona?
-Que ¿si ya te has decidido a llamarme?
-No. Ya te he dicho que…
-Vale. Tenía que insistir.
-Tengo tu número, si cambio de idea, te llamo
-Mi oferta tiene límite. No voy a esperarte siempre.
-Lo recordare. ¿Cuánto límite?
-Hasta que se me pasen las ganas….

En esas sonó el teléfono.
-Andrés?? Soy el taxista. Llego en 2 minutos
-Gracias. Aquí le espero

Dirigiéndose a Fanny.
-Lo siento, ya llega mi taxi.
-Pues nada, otra noche sola.

Andrés se acerco a darle dos besos, Fanny giró la cabeza en el segundo y sus labios se chocaron.
-Lo siento, era mi último intento.
-Jajaja que lista. En serio me voy.

Se volvió a acercar a darle dos besos, esta vez bien. Ella le abrazo, y Andrés pudo notar la dureza de sus tetas contra su pecho.
-Llámame.
El taxi llegó y Andrés abandono el Dickens. Mientras se alejaban, pensaba en Fanny, tenía buenas tetas y estaba predispuesta. Una oportunidad perdida. Se estaba haciendo mayor. El coche de enfrente, encendió el motor.
Mandó un mensaje a Raquel
-Me voy a casa, Estoy cansado
-¿Seguro?
-Sí, estoy muy cansado.
-Tú te lo pierdes Andresín. El lunes nos vemos.

-Buenas noches.
Mensaje a Elena
Voy para casa
-Imagen: Elena en ropa interior, tumbada en la cama.
-Aquí te espero

-Le digo al taxista que acelere

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s