ESRUZA

 

Las lágrimas se niegan a salir,

no asoman a mis ojos cansados.

 

Las lágrimas purifican y traen paz al alma,

dejando sollozos profundos,

aliviando un poco el dolor y la angustia,

pero éstas se niegan a salir.

 

Cuándo mis lágrimas podrán

traer paz, y un poco de calma

a mi alma atormentada;

que esperaba alcanzar esas quimeras

que día a día se alejaban más.

 

Quimeras que volaban

sobre escarpados montes,

en vez de buscar un tibio nido,

que nunca encontraron.

Hoy, son sólo despojos cansados.

 

Quimeras egoístas de vuelos incansables

de mis sueños imposibles de paz perdida.

Quimeras que, finalmente, pararon su vuelo

agotadas por el implacable tiempo.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s