ISA HDEZ

 

Ella es grande,

suave como la seda,

es mi presencia.

 

Oro molido,

flores de primavera,

humildad plena.

 

La valerosa,

aroma de canela,

y silenciosa.

 

Mi regocijo,

complacencia y vida,

calma mis alas.

 

Mil mariposas,

remembranza holgada,

Interminable.

 

Pasión volcada,

palabras desgastadas,

mi madre amada. ©

Un comentario sobre “A mi madre

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s