HELEN ÁLVAREZ

Entre tus húmedos musgos,
Disfruto la fragancia fría de tu interior. Esas verdes montañas
Cuentan las historias de pájaros que vuelan sin detenerse, entre arboles apinados que escondes en tu interior
¡Ni hablar de las flores!
Que despiertan sin ser perturbadas por la ansiedad de la faena, que se lucen danzante cual lucero brilla sobre las noches sin ningún temor, son tan ellas entre tus brazos. Es que tú en esencia eres protectora de la fauna, tus brisas y neblinas nos rodearon como bufanda de terciopelo, deliciosa y delicada vista. Tus plazas contienen recuerdos heroicos de aquellos que dejaron sus vidas esculpidas en las calles por la libertad de algún enigma.
¡Y qué de tus mujeres! ¡ Y qué de tus caballeros!
Es indudable que gestas tu elegancia en los hijos que has parido, la quietud de tus esquinas, y el silencio de tus calles, nos cantaron de tu bondad por el descanso, ¡Qué días! ¡Qué noches!
Encontrarnos con el cielo dentro de tu pecho, y salir equipados en el camino escrito para servir, nada es más hermoso que adorarle a El, pero fue complaciente disfrutar de su presencia
Junto a ti, preciosa Mérida

Un comentario sobre “Mérida

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s