ROSA LIÑARES

Susana ni siquiera se había dado cuenta de que había cerrado la puerta de la habitación con rabia, dando un fuerte golpe que despertó a Charo.
-¿Qué pasa?-preguntó ésta, aturdida, incorporándose en la cama y frotándose los ojos.
-Nada. No te preocupes. Vuelve a dormir- contestó Susana y se fue directa al baño a desmaquillarse. Las lágrimas asomaban ya a sus ojos.
No pudo contenerse. Empezó a temblar y las lágrimas brotaron como manantiales. Estuvo allí encerrada bastante tiempo, esperando a sosegarse y a que Charo volviese a dormirse. Cuando creyó que había pasado un tiempo prudencial y en sus ojos ya no quedaban más lágrimas por brotar, salió sin hacer ruido para acostarse. Pero su amiga seguía despierta; esperando, quizá, una explicación.
-Has estado llorando. ¿Qué ha pasado?
Charo había encendido la lámpara que había sobre el cabecero de su cama y se había sentado, apoyando la espalda en un almohadón. Miraba a su amiga con cara de preocupación; el sueño se había disipado y sabía que ya no volvería a cogerlo.
-Nada. Ya te lo he dicho. Duérmete tranquila.
-¿Pero cómo voy a dormir tranquila, mi niña, viéndote así? Si tienes un aspecto fantasmagórico. ¿Qué ha pasado? No puedes dejarme así, en vilo. De verdad, me tienes preocupada. ¿Ha sido tan mala la salida nocturna con Sergio?
-No. Nos lo hemos pasado muy bien. Pero…
-¿Entonces, qué? – Charo empezaba a desesperarse.
-Pero se ha fastidiado al final.
-¿Por qué? ¿Qué ha pasado? No me asustes…
-Que Sergio ha intentado besarme.
Charo se relajó, por fin, y suspiró fuerte, mirando al techo con una sonrisa.
-Hija, por Dios…¿Y por eso te has puesto así? Deberías estar feliz. Sergio es, probablemente, uno de los mejores hombres que te vas a cruzar en tu vida; y te lo digo yo, que lo conozco desde que nació. Además, hacéis muy buena pareja. ¿A ti él no te gusta? ¿ni un poquito?
-No, Charo. Tú no lo entiendes. Sergio y yo no podemos ser pareja. Y nunca lo seremos.
Claro que no, Charo no lo entendía. ¿Qué tenía de malo que Sergio quisiera besarla? ¿Qué tenía de malo que salieran juntos? Tendría que darle una buena explicación.
http://www.lallavedelaspalabras.wordpress.com

Un comentario sobre “Otra vida (34)

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s