MOISÉS ESTÉVEZ

Mientras contemplaba cómo llevaban al cadalso al último candidato, no
podía dejar de pensar si por el mero hecho de ser negro, gay, pelirrojo… o ser
simplemente una bruja, la sociedad a lo largo de su historia se empeña en
sesgar la vida de alguien, aunque la duda pueda existir. Por otro lado, ¿no será
esa duda la causante de que ese candidato a reo cargue con una culpabilidad
intrínseca? Puede ser también que tengamos miedo.. Hasta que punto somos
jueces y podemos decidir sobre la vida de nuestros semejantes…

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s