ALBERTO MORENO

Cuento para Aarón, regalo de cumpleaños de su amigo Alberto
Tobias era un dragon con siete bocas que echaba fuego cada vez que se enfadaba.
Vivia en el bosque con el resto de dragones, a veces jugaba y a veces entraba en colera.
Era un dragon normal, comia frutas del bosque y a veces comia conejos a la parrilla. Con el fuego de sus bocas los asaba.
¡Que ricos estan!, ¡Me gustaria comerme una gaviota a la brasa, pero yo no puedo volar y cazarlas.
Descubrio los peces del rio y aprendio a cazarlos.
Unos dias comia carne y otros pescado y de postre siempre frutas del bosque.
Parecia un humano.
Una mañana que paseaba aburrido, sin saber que hacer vio a una dragona, joven, que cogia flores.
¿Qué haces, te gustan las flores?.
¡Si!, contesto la dragona.
¿Y como te llamas?.
¡Nieves BlancaS!, contesto la jovencita dragona.
¡Hoy es el cumpleaños de mi hermana y quiero hacerle un regalo!.
El dragon Tobias quedo prendado de la joven.
¡Que guapa es!, dijo para si.
¿Quieres que te ayude?, ¡Yo se un lugar donde hay flores mas bonitas!.
¿Quieres venir conmigo y las cojo para ti?.
Nievesblancas, dijo que si. Juntos caminaron un rato, cruzaron el puente que habia en el rio y aparecio un prado de flores rojas,amarillas y violetas.
Nievesblancas se quedo maravillada. Los dos comenzaron a cogerlas.
El ramo era precioso y muy grande.
Volvieron.
Tobias acompaño a Nievesblancas hasta la puerta de su casa.
¿Nos volveremos a ver?, le pregunto Tobias.
¡No se!, ¡Debere pedir permiso a mi madre!.
Tobias aquella tarde, se marcho con sus amigos al rio a cazar peces, despues jugaron en un claro del bosque a una partida de bolos. A los dragones les encantaba.
Al dia siguiente, Tobias cometio una imprudencia grave, quizo asustar a las hormigas que pacificamente trabajaban en su hormiguero guardando los granos de trigo que traian de los campos de los humanos y con una de sus bocas les lanzo una rafaga de fuego.
Las llamas alcanzaron las ramas de los arboles y en un santiamen el bosque comenzo a arder.
Los dragones tenian prohibido hacer fuego en el bosque.
El viento, que soplaba fuerte aquella mañana extendio el fuego rapidamente.
El bosque ardio por completo.
Nieveblancas y todas las familias de dragones perdieron sus refugios.
Tobias, profundamente asustado y arrepentido huyo a otro pais. Estaba solo y atormentado. No se atrevia a volver.
Una mañana, se le acerco un anciano de barba blanca, era el mago Merlin.
¿Qué te ocurre, que andas triste y preocupado?.
Tobias, le confeso su travesura.
¡Eso tiene remedio, ven conmigo al rio y te enseñare un nuevo oficio!. Juntos, caminaron hasta la orilla.
¡Entra y sientate en su lecho!, ¡Ahora respira al reves, aspira el aire de tus pulmones y lo expulsas por tus bocas!.
¡El agua del rio entrara por tu culo y saldra como chorros potentes por tus siete bocas!.
¡Seras un dragon bombero, apagaras todos los fuegos y el Rey te nombrara el jefe de los bomberos de su reino!.
Tobias siguio las instrucciones y quedo maravillado.
Por sus bocas no salia fuego, salia agua.
Asi fue como su vida cambio, Nievesblancas, las hormigas del bosque y todos los animales comenzaron a respetarlo y quererlo.
Nunca mas hubo un fuego en aquel bosque.
-FIN

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s