ROSA LIÑARES

La estancia en París estaba siendo mejor aún de lo esperado. Charo y Susana estaban encantadas de haber aceptado ir. Y Sergio y su madre estaban disfrutando de unas vacaciones como hacía años que no hacían.
Después de la visita al Palacio de Versalles, en los días posteriores hicieron las otras visitas típicas y obligadas, como la Torre Eiffel, el Museo de Louvre o la catedral de Notre Dame. Dudaron si subir a la torre o no, porque a Charo no le apetecía demasiado esperar turno para subir y había una buena cola de gente, pero Sergio insistió; una vez que estaban allí no podían perderse aquellas vistas. Y valió la pena, desde luego.
También tuvieron tiempo para pasear por los Campos Elíseos y por la plaza del Trocadero. Ir de compras, sentarse en preciosas terrazas, viajar en coche y visitar maravillosos lugares y châteaux.
Comieron y cenaron con Lola y Pablo varias veces y en un par de ocasiones les acompañó Laurent Pinaud. Isabel se sentía fascinada por ese hombre, no lo podía evitar. Y, al parecer, él estaba bastante interesado en ella también.
-No sé qué le has dado a mi jefe, pero cada día me pregunta si vendrás por la galería o si te voy a ver- le comentó Lola un día mientras comían- Creo que lo tienes enamorado perdido.
Isabel se sentía halagada. Y también sentía como mariposas en el estómago cada vez que lo veía. Era la primera vez que se sentía interesada por un hombre desde su Ramón.
Después de haber coincidido ya tres o cuatro veces, él se atrevió a invitarla a cenar. Los dos solos. Isabel se sorprendió y no supo qué responder; pero la troupe se lo puso fácil. El día había sido agotador y el calor infernal, Charo lo único que deseaba era quedarse
en el hotel y no salir de la habitación. Sergio y Susana aprovecharían para salir ellos por ahí a divertirse en la noche parisina, que para eso eran los jóvenes. Así que a Isabel no le quedó más remedio que aceptar la invitación de Pinaud, aunque con cierto reparo. Aquello no dejaba de parecerle una encerrona. Pero, siendo sincera, le hacía ilusión.
http://www.lallavedelaspalabras.wordpress.com

Un comentario sobre “Otra vida (29)

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s