ROSA LIÑARES

Sergio fue el que más temprano se levantó y salió del hotel antes que ninguna de las tres mujeres. Había alquilado un coche para poder moverse tranquilamente esos días e iba a recogerlo a primera hora.
Su primera visita turística sería el palacio de Versalles. Él lo había visitado hacía muchos años ya, en su época de estudiante, y le había fascinado. Pero ni su madre ni Charo ni Susana habían estado nunca. Estaba seguro de que les iba a encantar. Aunque podía resultar algo cansado, porque había mucho que ver y seguramente Charo protestaría, pero valdría la pena.
Y no se equivocaba. Después de recoger el coche, volvió al hotel para desayunar con ellas. Cuando les dijo a dónde iban, Charo hizo el amago de protestar, pero se contuvo y dijo que le parecía una gran idea. Sergio tenía más o menos organizadas las visitas que iban a hacer, pero no se las había comentado a ellas. Era sorpresa y se las iría dosificando poco a poco. Tampoco quería que aquello fuese una maratón de visitas culturales; necesitaban tiempo libre para pasear y disfrutar de la ciudad y de Lola, sin más.
El viaje al Palacio de Versalles les supuso menos de una hora de viaje y cuando llegaron allí no eran aún las diez de la mañana. Hacía poco que habían abierto sus puertas y no había tanta gente como Sergio pensaba, lo cual era de agradecer.
La visita resultó maravillosa y agotadora a partes iguales. Resultaba imposible no quedar fascinado ante tanta belleza. La extensión de los jardines era imponente. Charo no pudo evitar poner la nota de humor al decir: -me estoy imaginando, allá por el siglo XVIII un joven príncipe diciéndole a los reyes que se iba a jugar al jardín… ¡tardaría dos días en regresar a palacio! Todos rieron su ocurrencia.
El camino de regreso a París les llevó más tiempo porque fueron parándose a cada rato para disfrutar del magnífico paisaje francés. Llegaron cansados pero felices al hotel y ese día ni siquiera vieron a Lola y Pablo. Quedaron para comer con ellos al día siguiente.
http://www.lallavedelaspalabras.wordpress.com

Un comentario sobre “Otra vida (28)

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s