ISA HDEZ

 

Su alma volaba cada día,

deseaba atrapar el universo,

bailaba sintiendo la armonía,

expulsaba sus versos y besos.

 

Creía que ella lo quería,

que pronto encontraría la manera,

de hallar la magia y la quimera,

y mostrarle toda su alegría.

 

Tal vez llegara en primavera,

con gozo y ramos de azucenas,

luceros y cantos de sirenas,

y aromas de jazmín y adormidera.

 

Sentía que su amor se derramaba,

ansiaba entregárselo a su amada,

más, ella lo hería y agraviaba,

y su savia quedó ajada y malograda. ©

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s