MOISÉS ESTÉVEZ

– Intuyo que los científicos irán desapareciendo. –
– Y yo espero que tu intuición no se materialice. –
La conversación entre ambos investigadores se tornaba grave y
pesimista. A pesar de los inconvenientes económicos y la escasez de recursos,
el progreso era inevitable, aunque los últimos rumores hacían temer lo peor. La
iglesia, con el apoyo de las diferentes monarquías europeas, había emprendido
una cruzada contra aquellos que osaban poner en duda la ‘obra de Dios’, y
aunque no tenían la certeza, se decía que habían quemado a varios de sus
colegas en Francia, y que las mazmorras italianas estaban repletas de ellos…

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s