ESRUZA.

 

Pasaron primaveras y veranos,

otoños e inviernos, muchos de ellos

dejando huellas en mí,..

y mi corazón nunca olvidó.

 

Amé nuevamente,

mas puse diques a los mares para

no dejar penetrar otros ríos;

y los mares se secaron

porque los años pasaban…

y mi corazón nunca olvidó.

 

Parece sorprendente, pero nada

renació, simplemente permaneció.

¡Qué locura!, pero así fue,

a través de muchos años.

 

Y pasarán, nuevamente, primaveras

y veranos, otoños e inviernos

hasta que llegue el fin, y…

¡mi corazón no olvidará!

 

Abrumar no es mi idea, no quiero eso,

es sólo que así fue, y así será.

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s