LOURDES FRANQUET

 

Háblame despacio, con ese runrún que me eriza el vello

Miénteme un poquito. Jura que me ves y es ponerte en celo

 

Envuélveme en tus brazos, como densa niebla en picos ingentes

Vuélveme demente. Transporta mi cuerpo fuera de mi mente

 

Desvísteme a pasitos. Sin mucha pausa. Con poca prisa

Vísteme de besos. Desde los tobillos a la coronilla

 

Átame a la cama. Mantenme anhelante en voraz deseo

Ámame en silencio. Y que por testigo tengamos el cielo

 

Envísteme de vida. Llena con tu ser toda mi presencia

Recórreme entera. Inunda mis poros con tu dulce néctar

 

Márchate huidizo. Cual ladrón esquivo, temerosa presa

Mátame y confiesa: ¿Cuál es el motivo por el que te ausentas?

 

Pero…

 

Háblame despacio, con ese runrún que me eriza el vello

Miénteme un poquito. Jura que me ves y es ponerte en celo

Un comentario sobre “Háblame

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s