ISA HDEZ

 

Presentía asomar la primavera,

le llegaba el perfume del jazmín,

y brotaba la esencia en la jardinera,

floreciendo vistosa en el jardín.

 

Deseaba asir las margaritas,

embriagarse de aromas de la flor,

y, cortar un ramito de violetas,

para llevarle a su amada con fervor.

 

Pretendía mostrarle pleitesía,

anhelaba exponerle con fulgor,

exhibirle con arrojo y alegría,

con emoción y gozo su amor.

 

La adoraba con gran entusiasmo,

admiraba su apacible hermosura,

aspiraba con sutileza y mesura,

ofrecerle de obsequio el bello ramo.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s