ESRUZA

 

Puse todos mis sentimientos y

mi corazón en un escaparate

para que los vieras,

no para que los juzgaras.

 

Me enseñaste a sentir, pero

no permaneciste.

 

Los sentimientos no son para

darlos a cualquiera,

aunque los haya tenido a mi derredor,

menos por interés o conveniencias.

 

Mi soledad y yo te pertenecen,

no importa que no los quieras,

sólo no los subestimes.

Hice mal en ponerlos en un escaparate

para ti, que a fin de cuentas no los viste.

 

Sólo quería que los vieras

con los ojos del corazón y del alma

sin recibir nada a cambio.

 

Los años pasan, sí, pero cuando

los sentimientos son reales permanecen,

y en mi permanecieron.

 

Sin embargo, sé que te duelen,

porque no sabes amar,

y eso me duele a mí, porque nunca sabré

si realmente algún día me amaste.

o es lo que quise creer.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s