ESRUZA

 

El invierno deja caer su manto inclemente,

los años se agolpan en centurias, y me pregunto

en qué momento me sumí en un pozo tan profundo,

donde no veo un rayo de luz que ilumine mi camino

 

Cómo salir de este pozo profundo

y obscuro que yo misma cavé.

Necesito una mano tibia que

con afecto me ayude a salir,

aunque no de cualquiera que me rodea.

 

¡Oh! Incomprensión humana

que dejaste que cayera en este pozo,

sin tenderme tu mano para asirme a ella.

 

Las noches son mi refugio ahora,

durmiendo me olvido de todo,

cuando puedo hacerlo.

Y en mis sueños puedo ver

un rayo de luz desde el fondo

de ese negro pozo.

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s