ESRUZA

 

Fuiste en mi vida

algo así como una

ráfaga de dulce viento

que quise atrapar

olvidando que era viento.

 

Fue dulce la caricia del viento

mas me equivoqué en mi percepción.

 

Quería decir lo que el corazón siente,

lo que lo lastima, y recibir

palabras de aliento, de ternura,

sólo eso, pero recibí lo contrario.

 

Aunque sabía que el viento

no permanece y tampoco siente.

¡qué necedad la mía!

 

Mi comunicación fue equivocada,

ahora lo sé, reconozco mis errores,

y sé que el viento no tiene ninguno.

 

Querer dialogar con el viento

es una utopía, como querer

que el río diera respuestas

a mis dudas…”el río de Siddharta”

 

Sólo quería conversar con el viento,

pero olvidé que el viento ni habla

ni escucha.

 

Era mejor emular al “Lobo estepario”

y lamerme las heridas sola.

 

Un comentario sobre “Dulce viento

  1. wohhh
    explendido
    👌👏
    el viento ni habla ni escucha ,
    si nos damos el placer que nos azote por la espalda,
    no nos daña tanto,
    como en la cara….
    el seguirá su rumbo,
    y nosotros nuestro camino,
    mostrándonos la compresión de nuestro destino.
    Felicidades ,me gustó !!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s