ISA HDEZ

Creía que no llegaría a pasar por ese desconsuelo que la carcomía cada noche cuando intentaba dormir y el pensamiento no paraba de girar como si de una noria se tratara y le asaltaran todos los fantasmas que habitaban en su interior. Nada hacía presagiar ese acontecimiento que la dejara sumida en la más oscura soledad. Su amor era ilimitado y pensaba que siempre sería del mismo color. No sabía que esa era su crisis interior, su trance emocional, el penar de su alma, y, que su vivir ya no importaba desde que ese día sin motivo aparente, sin justificación, se marchó sin una explicación que le proveyera de un mínimo atisbo de claridad. Solo un apagado adiós, y todo se derrumbó para ella, hasta el punto de hundirla en los avatares de su existencia. Todas las promesas, ilusiones y quimeras, se las llevó el viento, y en su carrusel se burlaban las hechiceras que se reían y reían de su lastimoso sentimiento de dolor por alguien que no merecía ni siquiera un lamento ni un recuerdo en la memoria de una princesa, que a no tardar, la ruleta de la fortuna la compensaría con la fantasía de la magia del baile de las estrellas y, las hadas vestidas de violeta y plata, danzarían al unísono de las trompetas cantado y riendo para alegrar a la linda moza que soñaba con príncipes azules, y anhelaban que en su despertar no recordara la amargura que consumaba su sueño.

2 comentarios sobre “La fantasía

Responder a Isa Hdez Cancelar respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s