ISA HDEZ

Estaba tan contenta aquella gélida tarde de domingo, que deseaba celebrarlo y, preparó una merienda con chocolate caliente y unas pastas, para compartir su alegría y contar a sus amigas el motivo de su gozo. Todas estaban intrigadas y ansiosas por saber por qué Marta las había convocado y, alguna se notaba algo inquieta y recelosa. Marta sentía que Olga no le inspiraba confianza, parecía una impostora, pero era del grupo y no consideró adecuado dejarla fuera para evitar comentarios; todas las demás comprobaron como Olga atosigaba a Marta para que fuera al grano, incluso con modales desafortunados. Ello hizo que la alegría reinante menguara y que Marta se entristeciera privando de mérito la noticia que quería darles, pero al mismo tiempo algo la iluminó y cambió su humildad por energía dando más énfasis y dejándolas a todas asombradas del ímpetu con que lo contó: — “Me han concedido la beca de estudios que había solicitado, y en unos días marcho a Estados Unidos”. Todas saltaron de alegría y le hicieron palmas de júbilo, excepto Olga que se quedó desolada, pues esa beca la había pedido ella y no se la habían concedido. Su comportamiento desdichado vislumbraba aguar la fiesta, pero lo cierto es que el “JAQUE MATE” que Marta le lanzó resultó inesperado, y no le quedó más remedio que oír como sus amigas reían, y hacían planes para ir a visitar a Marta a Los Ángeles.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s