CAROL SOLÍS

 

Otra vez llega el recuerdo

de un lejano pueblo

donde nuestras almas se cruzan

y me confirman lo incierto.

 

Otra vez llegas a mi memoria,

mostrando reacia y a la vez esperanza,

diciéndome: ¡aquí estoy!

no me olvides que me quedo.

 

Así llegas y no entiendo

porque dejaste transcurrir el tiempo,

porque te cubriste del amargo silencio

que entretuvo a mi alma y me vació por completo.

 

A decir verdad,

no esperaba tu regreso,

no anhelaba ya tu existencia,

ni el eco de tu voz, ni tu reflejo.

 

Pero me dejas la duda:

¿es que has vuelto al fin para atracar?

¿es que esta vez estarás para siempre en mi recuerdo?

¿o es que otra vez te irás?

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s