PENÉLOPE

Nos levantamos domingo por la mañana, me puse una camiseta de tirantes, que tapaba justo el culete y fuimos a la cocina para tomar café y unas tostadas.

Mark se sentó en la banqueta de la isla, mientras tomaba el desayuno, ojeaba el periódico del día anterior, y yo tomaba el café y la tostada de pie, al mismo tiempo preparaba pavo al horno con verduras, para la comida familiar.

Estaba pendiente para ir añadiendo el caldo, para que quedara jugoso y no se secara la carne. Me agachaba, me levantada, absorta en mis cosas.

Cuando me percaté, Mark estaba pendiente de mi. Cuando me agachaba, se veía mi tesoro, me quedé mirándole y vi como su polla abultaba y amenazaba por salir entre la abertura de su pantalón del pijama.

Una de las veces que me agache para ver cómo iba el asado, noté un bulto duro en mi culo, sin darme tiempo a reaccionar, Mark me rodeo con sus brazos, tocándome los pechos, al momento una de sus manos bajó, saco su polla y la apunto a mi coño.

Sin pensarlo, la metió de una vez, Wow como estaba, se había puesto palote en un momento, empezó a moverse y con la polla dentro me guió hacia la isla, con la mano me empujó la espalda para que me agachara más y siguió moviéndose, al mismo tiempo que me estrujaba los pechos, los pellizcaba y nervioso jugaba con los pezones.

Al rato bajó una de las manos recorriendo mi culo, de arriba abajo. Le oiga gemir, su polla estaba tremendamente dura y sus embistes, me puse cardiaca. Estaba cachonda perdida, instintivamente mi mano bajó y empecé a estimularme el clítoris a toda velocidad, mis gemidos se mezclaban con los de él.

Empezó a empujar con fuerza, por momentos eran más rápidos sus movimientos y sin poderlo remediar, estallé con un grito. Unos segundos después Mark exploto, noté sus temblores dentro de mi.

Ufff, fue explosivo, casi nos corremos al mismo tiempo, sacó su polla y la pasó por mis nalgas, restregándose en ellas, dejando gotitas de su líquido.

Después fuimos al baño a lavarnos y regresamos a la cocina a terminar el desayuno y seguir con nuestras tareas.

Fue el inicio de un domingo genial, para recordar.

penelope.estudios@hotmail.com

Womanpenelope.wordpress.com

Un comentario sobre “Empezamos el día con buen pie

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s