ESRUZA

 

Tus penas y problemas me acongojan,

tus indecisiones me deprimen;

quisiera ser un hada milagrosa

y trocar en rosas tus espinas.

 

Impredecible es el camino de la vida,

el tuyo debiera ser de otra manera.

Encontrarlo está en tus manos,

tu talento y persistencia lo merecen.

 

Quisiera hacer que todo cambie,

que tu camino esté lleno de rosas,

mas no puedo…

porque no soy un hada milagrosa.

 

Si pudiera trocar en rosas tus espinas

y hacerte un camino sin abrojos,

y alcanzar “el arco distal de tu infinito trunco”,

pero imposible es, aunque me duela.

 

Sólo queda acompañarte a la distancia

en tus dudas y congojas, sabiendo que

te espera la “sístole del alba renaciente”

ansiosa, todavía.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s