MANGER

 

Corazón vacuo, músculo seco,

vencido anciano,

latir postrero por fin llegado,

ahogos de muerte de horror trenzados,

ahora ni sientes ser fracturado.

 

Y te da igual, querido amigo…

 

Es por la edad.

 

Cerebro blando seco de ideas, de ideas ralo,

víscera vana, materia inane de inútil cráneo,

baúl de recuerdos ahora olvidados,

ya no distingues lo bueno y malo.

 

E igual te da, amado padre…

 

Así te vas, hombre prudente…

 

Tan desarmado.

 

Ojos cansados de ver tristezas,

llantos pasados,

lechosos velos cubren tus niñas,

ojos vidriados,

mirada ciega de perro alano…

 

Y te da igual, yayo añorado…

 

Es por la edad, cierto y verdad.

 

Cuerpo cansado, cuerpo laxado,

viejo guerrero de rancio rango,

tu espalda besa ése tu lecho envuelto en halo,

faz enfrentada al filo acero de la guadaña

y halla sosiego tu gris pellejo.

 

 

E igual te da…

 

Es por la edad. Sellado está, querido viejo.

 

 

Hombre de hombres,

 

perro entrenado…

 

Ayer de presa…

 

Hoy apresado.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s