IMELDA MERAZ

 

Pensé, creí, imagine que no encontraría otra oportunidad para ser feliz

Un camino desconocido para mi

Pasajes que miraba nada más al pasar esporádicamente

Y de pronto se hizo más cotidiano, se empezaban a entrelazar ilusiones, los caminos tramaban algo, pensamientos, sueños que teníamos muy similares y de eso surgiría algo.

En ocasiones no tomamos ciertos detalles que pasan en nuestras vidas

Ahora enfatizo en este Km 89 que va a un lugar que está lleno de ilusión y sobre todo de amor

Y no es un amor cualquiera

Este amor está lleno de esas ganas de consolidación plena de dos personas que quieren vivir en un mundo de realidades

Respirando el aire puro que embriaga a nuestros cuerpos

Observar con gran tranquilidad los paisajes que brinda la vida misma

Las grandes montañas

Los espectaculares atardeceres

La lluvia de estrellas que nos da nuestro cielo

Ese lucero que aparece por las noches regalándonos su luz a su máximo resplandor

Es maravilloso lo que sucede pasando el Km 89

Empezar a vivir con la persona que amas

Iniciando ese camino a la felicidad en campo abierto

El corazón nos palpita fuertemente cada vez que llegamos al punto de inicio que es nuestro hogar

 

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s