SARA LEVESQUE

Nena morena de piel canela. Recuerdo cómo a tu mirada serena se le dilataban las pupilas con cautela, transformándose en una mueca obscena, incluso cuando en el Cielo no aullaba la Luna llena. La escena nunca se me cercena porque la risa de tu media Luna resuena como la más plena. Eres una nena por la que luchar merece la pena. Cuando gritas a la Vida tu rabia, tu frustración y todas tus penas es cuando más siento que te late la sangre por esas venas.

Nena buena, estoy encantada de que seas la chica que mi estúpido orden desordena. La Mujer que nada sin flotador entre mis lágrimas cuando lloro como una magdalena. La Compañera que me arropa a besos cuando estoy de enhorabuena. La amiga que escucha los problemas que me gangrenan. Somos la pareja que sobrevivirá a su propia condena, y que le den al resto del mundo si nuestro Amor les da vergüenza ajena.

Si alguna vez te sientes perdida, nena, rescato para ti de las tinieblas el resplandor que te oxigena. Ir a buscarte a la oscuridad empuñando ese haz eterno no me frena si con ello consigo que recuerdes que, gracias a esa claridad que vio la luz en tu treintena, a mí me tienes prendida de por Vida, preciosa chilena. ©

Un comentario sobre “Nena

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s