JUAN LUIS HENARES

Malena cerró los ojos y recordó una publicidad de la iglesia que hablaba de la importancia del amor y la familia, con la foto de una atractiva mujer junto a su esposo y sus dos pequeños rubios hijos.

También las palabras de su abuela, que de piba le decía:

—Sos una niña hermosa, tendrás un marido que te hará feliz y le vas a dar muchos hijos.

Pensó en su madre, que con mirada suplicante solía pedirle:

—Por favor hija, casate rápido así tengo nietos.

Sintió los húmedos labios que recorrían su cuerpo; abrió los ojos y, con mucha dulzura, pronunció tiernamente:

—Te amo Carolina.

 

https://juanluishenaresescritor.wordpress.com/

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s