ESRUZA

 

Hermosos recuerdos ya gastados,

y que no son compartidos;

de tanto pensarlos ya no sé

si son memorias o sueños inventados.

 

En mis noches obscuras ya no quiero pensarlos,

aunque éstas se llenen sólo de fantasmas,

y no sepa cómo llenar esas horas vacías.

No quiero ya pensarlos, no quiero ya soñar.

 

Ya llega el invierno, y yo sigo pensando

en esos recuerdos gastados de tanto pensarlos.

pero si no pienso en ellos,

¿cómo lleno mis horas vacías en noches eternas?

 

A mi lado habrá, siempre, un lugar vacío

esperando por lo que ya nunca vendrá,

porque perdido en el tiempo está,

sólo sus huellas quedaron.

 

Mis ansias y mis emociones

congeladas se quedaron,

como el invierno que ya se avecina,

ese invierno que absorbe cada día

ese hálito de vida que aún permanece.

 

Sólo queda llenar esas horas vacías

con recuerdos gastados,

aunque ya no quiera seguirlos pensando,

pero en el tiempo se quedaron suspendidos,

y en mis ojos sólo hay “humo de invierno”

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s