ESRUZA

 

Te quedaste sin saber

todo lo que mi corazón

quería decirte,

eran tantas cosas dulces,

tantos te quiero, tantos

te necesito.

Te quedaste sin saber mis ansias

de amarte tal como eres.

Y me canse de esperar, de querer

entrar en tu corazón, en tus sentidos,

en tu mente.

Me cansé de soñarte, de pensarte,

sin que tú me soñaras ni me pensaras.

Y, heme aquí sin saber qué hacer

con todo lo que tenía guardado para ti

y que nunca quisiste ver.

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s