ISA HDEZ

 

Miraba con pena al infinito,

creía que todo terminaba,

sentía en su alma el desconsuelo,

lloraba en silencio su partida.

 

Buscaba con ansia ese resquicio,

en donde pueda trepar la madrugada,

ahuyentando sus miedos dolorosos,

asiendo la calma y la templanza.

 

Sabía que no se olvidaría,

que siempre estaría en su Universo,

la luz de nuevo asomaría,

a darle sosiego y regocijo.

 

Sentía la armonía en la emoción,

ya no había recelos ni temores,

la paz, el apego y la pasión,

izaron el vuelo en sus amores.

 

© Isa Hdez.

 

2 comentarios sobre “La calma

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s