ESRUZA

 

Mis pensamientos son tan fuertes

y constantes que imposible es,

que, aún siendo larga la distancia,

éstos no lleguen,

y estremezcan a un ser vivo.

 

El viento tibio los lleva presuroso

para depositarlos donde yo quiero,

en una mente, en un alma.

 

Me prohíbo seguir pensando,

Siempre sobre lo mismo;

creo que a mí ya no me piensan.

 

Difícil es, y sigo pensando,

y mi amigo el viento

seguirá su labor cotidiana,

aunque parezca una insistencia.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s